Chaqueta de cuero moto

Chaqueta de cuero moto

 

La mística de la chaqueta de cuero como simbología del “rebelde” y el “fuera de la ley” nació, según cuenta la historia, en 1947, cuando en Hollister una pequeña ciudad de California apareció un grupo de moteros y causó pánico entre sus habitantes. La revista LIFE publicó una foto de la reunión que parecía un poco más que una gran fiesta para juntarse y beber. Pero Estados Unidos, aterrorizado por el fenómeno de las pandillas vivió este incidente como el inicio de algo realmente peligroso que amenazaba el estilo de vida americano.

 

Los Inicios. Chaqueta de cuero moto

Chaqueta de cuero moto

 

Al principio, conducir motocicletas no era un deporte para gente común, más bien era un pasatiempo para gente acomodada que montaban en sus rudimentarias máquinas con traje de tweed.

Las primeras chaquetas que comenzaron a utilizarse no eran muy diferentes a las que usaban los aviadores, estaban hechas de cuero marrón, generalmente cuero de caballo, piel de cerdo o piel de oveja, abotonadas en la parte delantera y equipada con dos bolsillos delanteros. Ofrecían protección contra el frío y el mal tiempo sin dificultar la movilidad al conductor o aumentar la resistencia al viento.

Algunos preferían abrigos tres cuartos hechos de cuero de caballo con cinturón y forrados con lana gruesa o piel de oveja.

A medida que la performance de las motos iban evolucionando también lo hacían el equipamiento requerido para conducirlas, en 1920 aparecieron los primeros pantalones de cuero que se usarían con polainas, este accesorio inspirado en las versionas usadas por las tropas europeas, protegían a los conductores del agua, el barro y del aceite del motor. Las polainas fueron abandonadas en los 40 y reemplazadas por botas de cuero grueso.

Antes de la introducción de los cascos duros a finales de los años 40, los motociclistas usaban el mismo modelo de chaqueta de piel de becerro que los pilotos de aviación, incluso hasta finales de los años 50  se vendían en los catálogos de Harley Davidson y Buco.

En las décadas de los 40 y 50 aparecieron los cinturones lumbares de cuero que proporcionaban soporte para la espalda.

Al principio, conducir motocicletas no era un deporte para gente común, más bien era un pasatiempo para gente acomodada que montaban en sus rudimentarias máquinas con traje de tweed.

 

Una industria en crecimiento. Chaqueta de cuero moto

Chaqueta de cuero moto

 

Inglaterra estaba adelantada en el diseño y confección de equipamiento para motociclistas, ya que establecimientos como Harrods y Dunhill habían comenzado a proporcionar este tipo de prendas para los amantes de las motos.

Marcas como Barbour y Belstaff, fundada en 1924, ofrecieron ropa protectora hecha de algodón encerado, diseñada para ser resistente al agua pero capaz de “respirar”.

Belstaff, que luego le proporcionaría al Che Guevara la chaqueta de lona Trialmaster cuando hizo su viaje en motocicleta por Sudamérica, comenzó a fabricar modelos de cuero en la década de 1930, junto con gafas, guantes, sombreros y cascos y bolsas de mensajero.

Una gran cantidad de fabricantes de equipos para motociclistas surgieron en los Estados Unidos en las décadas de 1920 y 1930. Vanson, Langlitz Leathers, Buco, Trojan, Sears, Leathertogs, Hércules, Montgomery Ward y, por último, pero no menos importante, Schott, quien en 1928 introdujo la 153, la perfecta chaqueta de motociclista, la Perfecto, que aún no ha sido reemplazada.

Inglaterra estaba adelantada en el diseño y confección de equipamiento para motociclistas, ya que establecimientos como Harrods y Dunhill habían comenzado a proporcionar este tipo de prendas para los amantes de las motos.

 

La segunda piel de los moteros

Chaqueta de cuero moto

 

Por una encantadora peculiaridad del destino. Los policías en los Estados Unidos, vestidos de cuero de la cabeza a los pies, llevaban más o menos el mismo atuendo que sería adoptado por jóvenes rebeldes, incluso delincuentes, solo unos años después.

La Cycle Champ, hecha de piel de caballo y considerada como la chaqueta más exitosa de Harley-Davidson, apareció en 1947, al igual que la Cycle Queen, diseñada expresamente para la población femenina de motociclistas.

A partir de la década de 1960, cuando las carreras de motos comenzaron a atraer más cobertura mediática, los fabricantes se permitieron ser imaginativos. Vanson, establecida en Boston en 1975, tomó el relevo de los principales fabricantes como Buco y Beck, que desaparecieron en la década de 1970.

Estos nuevos fabricantes crearon nuevos diseños en más de 50 tonos de colores, chaquetas ajustadas, pantalones de cuero bitonos, parches de piel, estrellas bordadas y mucho más.

Una prenda de protección sí, pero era bastante más que eso; el atuendo de cuero sigue siendo hasta el día de hoy sinónimo de libertad y aventura.

Por una encantadora peculiaridad del destino. Los policías en los Estados Unidos, vestidos de cuero de la cabeza a los pies, llevaban más o menos el mismo atuendo que sería adoptado por jóvenes rebeldes, incluso delincuentes, solo unos años después.

 

Chicos malos

Chaqueta de cuero moto

 

En la década de 1950, la chaqueta de cuero negra, usada por «matones» y pandillas de motociclistas, se asoció con la insubordinación y la rebeldía. Más que cualquier otra prenda de vestir, parecía darle a la persona que lo usaba una incomparable sentido de poder, como una armadura moderna.

Los adolescentes que se rebelaron contra la sociedad de consumo lo adoptaron como una especie de uniforme. En 1953, The Wild One de Laslo Benedek impulsó a Marlon Brando a un estatus icónico para toda una generación y también presentó al público en general el fenómeno de las pandillas.

La película fue prohibida en Gran Bretaña hasta 1967. Los actores que lucían este tipo de ropa en la gran pantalla encarnaban el aspecto perfecto para los jóvenes que querían escapar de los rituales que rigen su entrada en el mundo de los adultos.

Los héroes de la película de carretera Easy Rider de 1969 usaban dos tipos prendas de cuero: Dennis Hopper tenía una chaqueta de piel de ante con flecos y Peter Fonda llevaba pantalones ajustados de cuero negro y una chaqueta con la bandera estadounidense en la parte posterior.

Más tarde, en 1983 Rumble Fish de Francis Ford Coppola, fue el turno de Mickey Rourke de interpretar al «niño de la motocicleta» Rusty James, que fascina a todos en la comunidad en la que vive, especialmente a su hermano, interpretado por Matt Dillon.

En la década de 1950, la chaqueta de cuero negra, usada por «matones» y pandillas de motociclistas, se asoció con la insubordinación y la rebeldía. Más que cualquier otra prenda de vestir, parecía darle a la persona que lo usaba una incomparable sentido de poder, como una armadura moderna.

 

 

Un fenómeno mundial. Chaqueta de cuero moto

Chaqueta de cuero moto

 

La motocicleta y los fenómenos relacionados con las pandillas no se limitaron a América del Norte.

Desde Estocolmo hasta Singapur, las hazañas de pandillas comenzaron a alarmar a las autoridades. Los estudios y encuestas publicados en 1959 mostraron que la delincuencia juvenil había aumentado en un 106 por ciento durante un período de cinco años en los Estados Unidos y en un 75 por ciento en solo dos años en Inglaterra, donde varias prisiones regulares se convirtieron en reformatorios juveniles.

En París, se estimaba que había unas ochenta pandillas compuestas por  casi 10.000 adolescentes.

En Inglaterra, los chicos “ton-up” vestidos de cuero se amontonaban en cafés suburbanos de Londres como Snitch’s, Ted’s y el famoso Ace Café, que sería el set de la película The Leather Boys, realizada en 1963.

Durante la primavera y el verano de 1964, las playas de Hastings y Brighton, en la costa sur de Inglaterra, se convirtieron en campos de batalla entre Mods y Rockeros, que a su vez inspirarían la película Quadrophenia (1979) de Frank Roddam, con música de The Who.

La motocicleta y los fenómenos relacionados con las pandillas no se limitaron a América del Norte.

 

 

Dos bandas y los Ángeles del infierno

Chaqueta de cuero moto

 

«De una manera extremadamente simplista, los mods y los rockeros representaban las dos actitudes clave de la juventud británica en sus esfuerzos por hacer frente a la crisis de identidad creada por el nuevo estado de cosas», escribió Farid Chenoune en su libro Des Modes et des Hommes.

«Al ponerse al margen de la sociedad con su feroz nostalgia por un pasado mitologizado, los rockeros simbolizaron el rechazo de esas nuevas oportunidades. Por otro lado, a los Mods les gustaba todo lo que era moderno y nuevo, en otras palabras, consumible».

Mientras los rockeros se ponían sus jeans y sus chaquetas de cuero y perpetuaban el culto a las motos y el rock ‘n’ roll, los mods cabalgaban sobre las elegantes Vespas y Lambrettas, calzados con Clarks Desert Boots y con anoraks, parcas de tres cuartos de longitud, cuellos de polo de punto y jeans limpios.

En Estados Unidos, la apariencia adoptada por los Hells Angels fue probablemente la expresión más extravagante de la ropa de cuero. La insignia por la cual podían identificarse era un cráneo alado que llevaba un casco de motociclista.

Al principio, los Hells Angels, a horcajadas sobre sus Harley-Davidson con sus enormes horquillas delanteras, formaron una pandilla en Los Ángeles a cuyos miembros se les dieron apodos coloridos como «Discharge Charlie» y «Torpedo Billy». Los Hells Angels se organizarían adecuadamente después de 1954, circulando en grandes grupos por las carreteras de  California.

En Estados Unidos, la apariencia adoptada por los Hells Angels fue probablemente la expresión más extravagante de la ropa de cuero. La insignia por la cual podían identificarse era un cráneo alado que llevaba un casco de motociclista.

 

 

 

 

Fuente: «The leather book» de Anne-Laurie Quilleriet

Klauer & Iannuzzi | 2020 | Chaqueta de cuero moto