Triumph Thunderbird 6T

Triumph Thunderbird 6T

 

Posts anteriores:

Triumph la leyenda

Triumph Speed Twin

Triumph Tiger 100

Triumph 1943 a 1949

 

 

El pragmatismo de Edward Turner para crear la Triumph Thunderbird 6T

Triumph Thunderbird 6T

 

En 1949 Johnson Motors cumplía su primera década de existencia vendiendo 1000 motocicletas Triumph al año a través de su  red de  distribución compuesta por más de 100 concesionarios.

Edward Turner, visionario y responsable  de la “revolución” Triumph, estaba más convencido que nunca que el futuro de la marca estaba en EEUU. Sin embargo, muchos de los compradores  se quejaban que el motor de 500cc quedaba bastante corto en comparación con los Harley Davidson y bicilíndricos Indian.

Motor Triumph Thunderbird 6T

Motor de la Thunderbird 6T | Triumph Thunderbird 6T

Como siempre y haciendo uso de su pragmatismo Turner decidió darle al mercado americano lo que éste demandaba y para eso, actuó de la misma manera que lo hizo siempre, optimizando todos los recursos disponibles con la mínima inversión,  tomó como base el exitoso bicilídrinco de 500cc y a partir de éste desarrolló un motor de 650cc.

El nombre de “Thunderbird” fue inspirado en el Hotel Thunderbird, dónde Turner estuvo alojado a principios de 1949, originario de los indios americanos, fue el nombre de un pájaro gigante, como un águila, que era capaz de desatar truenos y tormentas.

Convencido de la fuerza de la publicidad, presentó el modelo en una prueba de velocidad en el hipódromo Montlhéry Bank, cerca de París, en septiembre de 1949. Tres Thunderbird recorrieron más de 800 km a una velocidad promedio de 145 km/h. una excelente performance para aquella época, generando una considerable promoción para las nuevas motocicletas.

En el momento que se oficializó su lanzamiento, se habían fabricado más de 2.500 unidades y ya estaban disponibles en las sala de ventas de los concesionarios americanos.

Como siempre y haciendo uso de su pragmatismo Turner decidió darle al mercado americano lo que éste demandaba y para eso, actuó de la misma manera que lo hizo siempre, optimizando todos los recursos disponibles con la mínima inversión,  tomó como base el exitoso bicilídrinco de 500cc y a partir de éste desarrolló un motor de 650cc.

 

 

Un éxito total

Triumph Thunderbird 6T

 

En 1950, junto con la Thunderbird, se vendían  la Tiger 100, la Speed Twin y la 3T Deluxe medianamente actualizadas, mientras que la TR5 Trophy era indéntica a la de 1949 pero con la caja de cambios de la Thunderbird.

Al igual que con la Speed Twin, Turner arrolló con la Thunderbird, cuando llegaba el momento del diseño y la comercialización, siempre estuvo por delante de sus competidores. Rápidamente se convirtíó en el  líder del mercado haciendo que los demás fabricantes británicos siguieran su camino.

Pronto surgieron bicilindricos similares y con muy buenas prestaciones, pero los motores Triumph fueron diseñados de manera inteligente y parecían más ingeniosos,  más modernos y  más rápidos. La magia de Turner, era invencible.

Muchos componentes del motor fueron actualizados para la Thunderbird, hubo mejoras en el cigüeñal, en la culata de cilindro, y en la bomba de aceite, que fue mejorada para hacer frente al mayor par motor. El embrague fue reforzado con dos platos adicionales y el engranaje por incremento de potencia se llevó a 24 dientes, a diferencia del 5T que tenía 22.

Una de las ventajas de basar el desarrollo del nuevo motor 6T sobre el 5T fue que se podía atornillar directamente al mismo bastidor. Con la consecuente facilidad de montaje y ahorro  de inversión.

Triumph Thunderbird 6T

Triumph Thunderbird 6T | Triumph Thunderbird 6T

Otra de las novedades de la Thunderbird fue su color azul trueno y el embellecedor con cuatro líneas del depósito de combustible, también el bastidor de la moto estaba pintado del mismo color. El azul trueno tuvo una dispar acogida en el mercado, resultaba bastante insípido,  por lo cual fue cambiado a mediados de año.

La Thunderbird inició la nueva política de Turner de poner menos cromo  en las motocicletas,  ya que había tenido problemas con el  proveedor. También, el asiento biplaza fue lanzado para este modelo y ofrecido como opción.

A pesar de que no se consideraba una moto de alto rendimiento, la Thunderbird no decepcionó, la revista The Motor Cycle realizó un test de velocidad en septiembre de 1949 alcanzando los 150 km/h. Después de esta prueba,  publicó un análisis en el cual consideraba impecable la conducción de la moto y su performance.

Al igual que con la Speed Twin, Turner arrolló con la Thunderbird, cuando llegaba el momento del diseño y la comercialización, siempre estuvo por delante de sus competidores. Rápidamente se convirtíó en el  líder del mercado haciendo que los demás fabricantes británicos siguieran su camino.

 

 

The wild one

Triumph Thunderbird 6T

 

Las motos en EEUU fueron siempre enfocadas como un producto para el ocio y el deporte, como un vehículo básicamente recreativo. A principios de la década de los 50 y a lomos del regreso de jóvenes combatientes de la segunda guerra mundial, se comenzó a identificar como un vehículo de rebeldes.

Triumph Thunderbird 6T

Escena del film «The wild one» | Triumph Thunderbird 6T

En 1953 se estrena la controvertida película “The Wild One” protagonizada por Marlon Brando, inspirada en novela “The Cyclist´ raid” de Frank Rooney, que relataba  los hechos acontecidos en Hollister en julio de 1947, donde 3.000 jóvenes moteros generaron incidentes en la clásica concentración anual de la AMA.

La película representaba a los moteros desde una visión muy negativa con un protagonista Marlon Brando montando  una Triumph Thunderbird de 1950. El éxito del film fue arrollador y no generaba una buena publicidad para el sector de las dos ruedas.

Con la intención de promover al motociclismo como una actividad saludable, Bill Johnson protestó enérgicamente sobre la película e intentó detener su producción, pero fue imposible, y en cada plano del film aparecía claramente la insignia de la marca en el depósito de la moto del protagonista. Al fin al cabo era publicidad, aunque fuera mala, y las ventas de Triumph no se resintieron, al contrario, se incrementaron una vez la película fue estrenada.

La película representaba a los moteros desde una visión muy negativa con un protagonista Marlon Brando montando  una Triumph Thunderbird de 1950. El éxito del film fue arrollador y no generaba una buena publicidad para el sector de las dos ruedas.

 

 

 

Fuente: «Triumph motorcycles 1937-today» de Ian Falloon

Klauer & Iannuzzi | 2019 | Triumph Thunderbird 6T